Ahogamientos. Análisis de las circunstancias y perfil epidemiológico de las víctimas atendidas en 21 servicios de urgencias españoles: 2012

 

Resumen

Objetivos: Conocer la frecuencia de los ahogamientos por inmersión no intencional (AINI) como motivo de consulta en los servicios de urgencias pediátricos. Definir el perfil epidemiológico de las víctimas. Analizar las circunstancias relacionadas con el pronóstico y la supervivencia.

Pacientes y métodos:

Estudio multicéntrico, prospectivo y descriptivo sobre víctimas de ahogamientos por inmersión no intencional, visitados en 21 servicios de urgencias pediátricos entre junio y septiembre del 2009 y del 2010, respectivamente. Se recogieron datos de filiación, el entorno, la seguridad, la vigilancia, la necesidad de maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), la tasa de hospitalización, las secuelas y la mortalidad.

Resultados:

Sobre 234.566 consultas, 53 correspondieron a ahogamientos no intencionales por inmersión (frecuencia: 2,2/10.000 consultas en periodo estival; 64,2% varones). La mediana de edad fue 3,5 a˜nos (p25-75: 2,6-8,4), 34 tenían menos de 6 años. Ingresaron 32 niños. La mayoría de los ahogamientos ocurrieron de tarde (40), en agua dulce (49), en piscinas privadas (33) y desprotegidas (33). Las víctimas, principalmente niños sanos (40), no sabían nadar (38) ni llevaban sistema de flotación (37/38). En 42 casos falló la vigilancia.

Acidosis (20) e hipoxemia (18) fueron los hallazgos más frecuentes. Murieron 5 niños, 4 eran sanos, ninguno sabía nadar ni llevaban flotador y en todos falló la vigilancia. Requirieron RCP 36 ni˜nos, mayormente aplicadas por familiares (15). En los fallecidos, la RCP se inició después de 3 min. Dos sobrevivientes presentaron hemiparesia.

 

Conclusiones:

Los AINI constituyen un motivo de consulta poco frecuente en los servicios de urgencias. Tener menos de 6 años de edad, no saber nadar, no usar flotadores en piscinas privadas desprotegidas y una vigilancia inadecuada aumentan el riesgo de sufrir un AINI y su morbilidad. Un tiempo de inmersión > 10 min, inicio de RCP > 3 min, acidosis, hiponatremia e hipotermia al llegar a urgencias aumentan la mortalidad. Capacitar a familiares en reanimación cardiopulmonar puede resultar útil.

© 2012 Asociación Española de Pediatría

 

Ver artículo original

Ver en PubMed

 

Diego Gonzalez Agulla

Doctor en Medicina (UdelaR, 2007). Médico en Servicio Canario de Salud, Tenerife, España (2010-2013). Médico en Salvamento Marítimo, Protección Civil. Tenerife, España (2011-2014). Guardavidas I.S.E.F. (UdelaR, 1998). Guardavidas Departamento de Canelones, Uruguay (1998-2002), Guardavidas Intendencia de Montevideo, Uruguay (2003-2010). Guardavidas Hanmer Springs, Nueva Zelanda (2008). Socio Fundador de A.N.G.U. Coordinador de Área Médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *